Piensa en ese idílico momento de las vacaciones. Estás disfrutando con tu familia en algún rincón del país o fuera de él. O en tu casa, vamos, que para disfrutar y desconectar del mundanal ruido no hace falta ir a ningún lado. No hay presión, no hay horarios, el tiempo parece detenerse y puedes dedicarlo a hacer esas cosas que normalmente dejas de lado. Y justo en ese momento aparece una gastroenteritis que te estropea todos los planes, o a tu hijo (que es alérgico a las picaduras de mosquito) le pican en un labio y tienes que irte corriendo a urgencias antes de que el problema sea realmente grave; o aparece una fiebre leve y no tienes nada con lo que contrarrestarla.

En este artículo te ayudamos a crear un botiquín de verano adaptado a tus necesidades, para que tú y tu familia estéis preparados para imprevistos.

CONFIGURA TU PROPIO BOTIQUÍN DE VERANO

La función del botiquín es tener a mano todo el material de cura y primeros auxilios en caso de accidente. Y también para tener bien guardados los medicamentos que usamos en caso de problemas leves de salud. Aunque los básicos son aplicables para todo el mundo, es lógico pensar que cada familia debe adaptar el contenido del botiquín a sus circunstancias.

Sigue este CheckList para confeccionar tu propio botiquín de verano y disfruta de la tranquilidad de saber que tienes todo lo necesario.

Revisa el contenido básico de tu botiquín

A modo de resumen: Material de cura, antisépticos y suero para limpiar heridas; un termómetro; medicamentos para el dolor y la fiebre; un antigripal; antiácidos y algún producto para gases; suero oral, por si hay una gastroenteritis; antihistamínicos para una reacción alérgica leve; y una pomada para quemaduras. Siempre es buena idea llevar también una tijera y una pinza. Este es el momento ideal para revisarlo y actualizarlo. ¿Lo tienes todo? ¿Están todos los medicamentos en fecha y listos para ser utilizados? ¿Necesitas reponer alguno?

Los específicos del verano

Que no te falte protección solar adaptada a ti y a tu familia. Es especialmente importante que tengas protección específica infantil si tienes niños. Te recomendamos protección alta y aplicarla cada pocas horas. La protección solar de calidad permite disfrutar de todos los beneficios del sol evitando sus riesgos.

¿Qué vas a hacer?

En función de lo que tengas planeado necesitarás adaptar tu botiquín. Te proponemos algunas ideas pero párate a pensar un momento en qué es lo que vas a hacer y si necesitas algo en concreto.

¿De aventuras?

Hazte con una bolsa en la que llevar tu botiquín. Algunos medicamentos son muy sensibles a cambios de temperatura así que es buena opción buscar una bolsa isotérmica. Recuerda mantenerlo siempre en un lugar fresco, seco y nunca a la luz del sol (y fuera del alcance de los niños).

¿Irás de caminata?

Que una ampolla o una rozadura no te estropee el paseo. Valora la opción de llevar apósitos específicos y una crema antirrozaduras.

¿Vas a una zona de mosquitos u otros insectos?

No olvides usar repelente de mosquitos, hay mucha gente alérgica y además pueden transmitir enfermedades. Y recuerda hacerte con medicamentos para las picaduras. Son fáciles de usar, disminuyen rápidamente la hinchazón y el picor y muchos de ellos puede ser utilizados toda la familia.

¿Necesitas un antidiarréico?

En la mayoría de los casos si surge una diarrea lo mejor es mantenerse bien hidratado con un suero oral y esperar a que el organismo recupere la normalidad. Cuando estamos de vacaciones a veces no podemos esperar ya que tenemos que reanudar nuestro viaje, por eso es conveniente llevar algún medicamento antidiarréico. Recuerda no abusar de ellos.

¿Tomas medicamentos de manera habitual?

El botiquín no es el lugar para guardar los tratamientos habituales, pero si sales de casa no te olvides de que debes llevar medicación suficiente para todo el viaje. Si haces un viaje largo tal vez necesites hablar con tu médico para tenerlo todo listo.

¿Tienes una tarjeta con números importantes?

Es una buena idea escribir los números básicos de emergencia en una tarjeta, plastificarla y tenerla a mano. Como el de emergencias 112, el de la policía 091 o el de la Guardia Civil 062. Esto es especialmente importante si sales fuera de nuestro país. Busca el teléfono del consulado español en tu destino y, en cualquier caso, ten a mano el teléfono del consulado en Madrid que es +34 913 948 900.

¿Alguna necesidad especial? ¿Algo pendiente?

Imagínate en tu destino. Todo es calma y tranquilidad; o movimiento sin descanso si es lo que prefieres. ¿Qué puede hacerte falta para que nada te pare?

Disfruta del verano de la forma que tú elijas, pero hazlo siempre con la tranquilidad de tener el botiquín perfectamente ajustado a tus necesidades. Cuanto más pequeño, mejor, pero con todo lo necesario.

¡Vamos! Es hora de poner al día tu botiquín. ¿Qué mejor momento que este?