El COVID-19 está causando una crisis sanitaria sin precedentes que ha provocado la declaración de Estado de Alarma en nuestro país, está poniendo a prueba a todos los profesionales de la salud y en la que cada uno tiene un papel determinado.

España cuenta con una amplísima red de más de 22.000 farmacias, en muchos casos el primer punto de contacto entre el paciente y el sistema sanitario, y en las que muchos miles de farmacéuticos comunitarios intervienen aportando a la población información y educación sanitaria rigurosa todos los días. Queremos utilizar también Salud Viva para trasladaros información contrastada sobre el SARS-CoV-2 aunque tenemos muy claro que las publicaciones científicas se sucederán y esperamos que con muy buenos resultados, este artículo ha sido redactado con la información científica disponible hasta el momento.

 

Antecedentes

A finales de diciembre del 2019 en la ciudad de Wuhan (provincia de Hubei, República Popular China) se detectó por primera vez un nuevo tipo de virus de la familia Coronaviridae, que fue denominado “nuevo coronavirus”, 2019-nCoV. Posteriormente el virus ha sido denominado como SARS-CoV-2 y el cuadro clínico asociado a este virus se ha denominado COVID-19. En este momento, aún hay muchas cuestiones que se desconocen en relación con la enfermedad.

 

Justificación de las medidas de aislamiento

Se toman estas medidas tan inhabituales (aislamiento, cuarentena,…) para contener la progresión de la enfermedad y para protegernos no solo a cada uno de nosotros, sino especialmente para proteger a los más vulnerables y al personal sanitario que nos atiende.

Por tanto las cuarentenas, aislamientos y restricciones de salidas son necesarias para intentar disminuir la velocidad de transmisión, así conseguir que sea más lenta y ganar tiempo para que nuestro sistema sanitario no se colapse.

 

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una amplia familia de virus que normalmente sólo infectan a animales. En ocasiones pueden mutar, pasar a humanos y transmitirse de persona a persona. Al no haber exposición anterior a estos virus, no disponer de vacunas, ni de inmunidad natural, estas mutaciones pueden originar brotes y transmitirse fácilmente, y con el tiempo, originar una pandemia.

 

¿Cómo se transmite el SARS-CoV-2?

Se considera que el mecanismo de transmisión más probable es por las gotas respiratorias de más de 5 micras (capaces de transmitirse a una distancia de hasta 2 metros) cuando una persona infectada tose o estornuda, por contacto directo con secreciones de una persona contaminada y tras tocar una superficie u objeto contaminados con estas secreciones (fómites) seguido del contacto con la propia mucosa de la boca, nariz u ojos.
Su contagiosidad depende de la carga viral presente en las vías respiratorias. Se ha observado que los infectados presentan en su mayoría una alta carga viral.

 

¿Cuáles son los síntomas del COVID-19?

Los síntomas de la enfermedad en más de un 80% de los casos son leves e incluyen fiebre, tos seca, cansancio en general y dificultad respiratoria (disnea)

La enfermedad presenta un período de incubación de 1 a 14 días, con un período medio de 5-6 días. La duración de la enfermedad es de 2 semanas en casos leves y de 3-6 semanas en casos graves o críticos. Desde el inicio de sintomatología hasta la aparición de síntomas graves transcurre aproximadamente 1 semana.

Las grupos con mayor riesgo de desarrollar enfermedad grave por COVID son las personas que tienen: más de 60 años (a más edad más riesgo), enfermedad cardiovascular e hipertensión arterial, diabetes, enfermedades pulmonares crónicas, cáncer, inmunodepresión y embarazo (por el principio de precaución).

Lo que sí parece claro es que los niños desarrollan un curso clínico más leve.

 

¿Existe tratamiento para el COVID-19?

Actualmente no tenemos tratamiento específico pero se están empleando en ensayos clínicos algunos antivirales que han demostrado cierta eficacia en estudios recientes. Tampoco disponemos de una vacuna específica. Sí disponemos de tratamiento para el control de los síntomas, adaptado a las condiciones de cada persona y a sus patologías asociadas.

 

¿Qué hacer en caso de presentar síntomas?

Ante la aparición súbita de fiebre, tos y sensación de falta de aire y si en los 14 días previos al inicio de los síntomas, se cumple que:

  • reside o ha viajado a áreas con evidencia de transmisión comunitaria (en donde el origen de los casos es desconocido).
  • ha tenido contacto estrecho con una persona que sea un caso probable o confirmado.

En el caso de síntomas leves, se recomienda permanecer en el domicilio y llamar al teléfono habilitado para el COVID-19 900 400 116, o al Centro de Salud correspondiente. El teléfono 061 debe utilizarse sólo para situaciones de emergencia.

 

¿Cuáles son las medidas de prevención?

La mejor manera de prevenir la transmisión del coronavirus SARS-CoV-2 es seguir las medidas habituales de prevención de contagios:

  • Higiene de manos frecuente: lavado con agua y jabón o uso de soluciones hidroalcohólicas
  • Cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado al toser o estornudar
  • Uso de pañuelos desechables que se deben tirar tras su uso
  • Mantener al menos una distancia de un metro aproximadamente con otras personas
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, porque las manos facilitan la transmisión.

Mientras las Autoridades Sanitarias no digan lo contrario, la población general sana no necesita el uso de mascarillas, además un uso inadecuado puede contribuir a un desabastecimiento para aquellas personas que sí las necesiten así como contribuir a una sensación de falsa seguridad que puede hacer que se descuiden las medidas profilácticas esenciales.

Las personas transmisoras del virus por haber contraído la enfermedad deben llevar mascarillas quirúrgicas para evitar la transmisión.

Por el momento no hay ninguna evidencia de que los animales domésticos puedan desarrollar o transmitir la enfermedad.

Decálogo sobre cómo actuar en caso de tener síntomas de COVID-19

1. AUTO- AISLARSE

En una habitación de uso individual con ventana, manteniendo la puerta cerrada, y, si es posible, baño individual. Si no es posible: mantén la distancia de seguridad de 2 metros con el resto de convivientes y extrema la higiene.

2. MANTENTE COMUNICADO

Ten disponible un teléfono para informar de las necesidades que vayan surgiendo y puedas mantener la comunicación con tus seres queridos.

3. ¿SENSACIÓN DE GRAVEDAD?

Si tienes sensación de falta de aire o sensación de gravedad por cualquier otro síntoma llama al 112.

4. TELÉFONO DE TU COMUNIDAD AUTÓNOMA

Sino, llama al teléfono habilitado en la Comunidad Autónoma o contacta por teléfono con el centro de salud.

5. AUTOCUIDADOS

Usa paracetamol para controlar la fiebre ponte paños húmedos en la frente o date una ducha templada para ayudar a controlar la fiebre bebe líquidos descansa pero moviéndote por la habitación de vez en cuando.

6. AISLAMIENTO DOMICILIARIO

Ahora que ya has hecho lo más inmediato, estudia y aplica las recomendaciones para el aislamiento domiciliario e informa a tus convivientes de que tienen que hacer cuarentena.

7. LAVADO DE MANOS

Asegúrate de que en casa todos conocen cómo hacer un correcto lavado de manos.

8. SI EMPEORAS

Si empeoras y tienes dificultad respiratoria o no se controla la fiebre, llama al 112.

9. 14 DÍAS

Se recomienda mantener el aislamiento 14 días desde el inicio de los síntomas, siempre que el cuadro clínico se haya resuelto.

10. ALTA

El seguimiento y el alta será supervisado por su médico de Atención Primaria o según indicaciones de cada Comunidad Autónoma.

 

Consulta fuentes oficiales para informarte www.mscbs.gob.es @sanidadgob